“En la orilla” de Rafael Chirbes.

Chirbes, Rafael: “En la orilla”. Editorial Anagrama, S.A.. Narrativas hispánicas. 437 páginas.

 

Queridos lectores: hace mucho que no publico nada en mi web, hoy lo hago  con todo mi corazón, se lo dedico a mi mejor amiga, Azucena, que es una luchadora y una campeona, esta vez la vida le ha planteado un reto inmenso, muy duro, que sé que va a superar.

Aunque yo no sé si seré capaz de escribir, no veo ni las teclas ni las letras en la pantalla, últimamente tengo los ojos muy lubricados……. Allá vamos.

 

No conocía a Rafael Chirbes, no había leído nada de él. Mis amigos, Mercedes y Teo, me regalaron esta novela dándome la oportunidad de conocerle y disfrutar de ella.

El pantano de Olba va a representar los mejores recuerdos y los peores sentimientos de nuestro protagonista, Esteban, el origen y el fin. La laguna (marjal) representa el vertedero de la sociedad, donde terminan todos los desechos, el material de derribo -cadáveres, productos tóxicos, coches, motocicletas, telas asfálticas…-.

Los personajes que nos presenta Rafael están impregnados de gran realismo y ambivalencia muy marcada, nadie es bueno ni malo, pero todos se mueven por intereses, sentimientos y sensaciones de haber vivido una vida que no es la suya. La vida esperada no llegó nunca, se quedó en el camino.

El autor trata un tema muy actual: la crisis económica provocada por el espejismo de las inmobiliarias convertidas en las máquinas de hacer dinero fácil, rápido y abundante.

Este ascenso contra-natura, pronto provoca la caída, y en ella, arrastraría a unos y a otros hasta las aguas del pantano de Olba, como buena metáfora.

Refleja muy bien cada uno  de los estratos sociales y situación económica actual.

El protagonista, Esteban, después de haber tenido que cerrar su empresa de carpintería y haber fracasado como socio inmobiliario, hace un recorrido por su vida, un recorrido sumamente interesante, y sobre todo real.

En cuanto a la forma, decir que los diálogos no tienen una estructura al uso; pasa de un personaje a otro sin” previo aviso”, es decir, no hay guión ni cambio de renglón, antesala explicativa que da paso a la conversación entre dos personajes, o al turno de su existencia. Sí que es cierto, que esta forma proporciona mayor agilidad y fluidez, pero también, puede llevar al equívoco haciéndonos perder el hilo sobre quién habla en ese preciso momento.

En mi opinión, novela extraordinaria, gracias Rafael. Gracias también, a Mercedes y Teo por darme la oportunidad de conocerla.

 

Azucena, !ánimo!, lo estás logrando, !eres una campeona!. Te quiero.

 

 

 

 

 

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>