“La higuera” de Ramiro Pinilla.

PINILLA, Ramiro: “La higuera”. Tusquest Editores, S.A., 2006. Colección Andanzas.

Ramiro Pinilla crea la trama de esta novela entorno a una higuera, que esconde una triste y bella historia a la vez.

Los hechos transcurren en la Vega de Fadura -País Vasco, más concretamente en Algorta, Getxo-, donde viven mis queridos amigos, Lourdes y José Manuel. Nos sumerge entre los años 1937 y 1967, cuando se expropiaban las tierras que en su día cedió el ayuntamiento. En este caso, una de las tierras expropiadas es la de un falangista apodado el Chumbo, Rogelio.

En 1937, en plena Guerra Civil Española, tras el paseillo y posterior desaparición del padre y hermano de un niño de 10 años llamado Gabino Gurbieta, será el hecho que encamine a nuestro protagonista, Rogelio, a tomar una determinación que llevará hasta sus últimas consecuencias, sin flaquear en los momentos más difíciles.

La familia Gurbieta después de la desaparición del padre e hijo, será despojada de su casa, heredada y habitada por sus antepasados hace dos siglos, porque un chivato convertido a falangista ansiaba dicha casa, y se valdrá de toda artimaña para conseguirla.

 El autor nos muestra un elenco de personajes magistral.

La mayor parte de la novela transcurre en el terreno de la Vega de Fadura entorno a la higuera, como si se tratase del escenario reducido de una obra de teatro. Los personajes van apareciendo y proporcionando situaciones muy diversas, todas ellas fundamentales en la historia. ¿Qué esconde la higuera?

El otro protagonista es el niño de diez años, Gabino Gurbieta, que más que estar presente se le siente de forma muy intensa, se le teme y se le quiere.

Otro personaje maravilloso es Cipriana, la mujer del acalde después de la guerra, que se hizo falangista por interés, Benito Muro, y luego según dice su mujer, “alcalde depuesto”- Ambos tienen dos hijos gemelos a los que cambian el nombre al ganar la guerra, por el nombre de dos dictadores europeos.

Cipriana es una mujer con ideas de izquierdas, obrera que nunca dejará de serlo y se enfrentará a su marido y sus hijos falangistas. Se convertirá en el sustento de Rogelio, en su guía y asesor. Los mínimos cuidados que recibe llegan de la mano de esta mujer.

Loreto, la novia eterna de Rogelio, jugará un papel asignado que ejecutará sumisamente.

Del grupo de amigos falangistas: Pedro Alberto -jefe-, Luis Cebeiro, Salvador, Eduardo, Fructuoso, yo destacaría a Luis Cebeiro, el verdadero amigo de Rogelio, hasta que…

Frases en boca de los protagonistas y personajes que merecen ser anotadas:

“Vive de día lo que sueña por la noche”.

“No eran palabras sino excreciones de una mente resquebrajada”.

“En el silencio de las tumbas reina la paz”.

“Los tiempos no están para esconderse en las palabras”.

“No éramos asesinos, éramos falangistas”.

“Mis hijos están en Flechas y Pelayos y no quiero que se les quede el brazo como un pararrayos”.

“Holgar conmigo en el colchón”.

“…nada conviene remover, que aquel padre y aquel hijo están bien enterrados, como todos los demás, y así deben seguir, enterrados y olvidados” -Después de 30 años-.

¡Qué lástima!, en la actualidad todavía hay personas, partidos e instituciones que siguen pensando lo mismo.

Novela extraordinaria, que os recomiendo encarecidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>