“Patria” de Fernando Aramburu.

ARAMBURU, Fernando: “Patria”. Tusquets Editores, S. A., 2016. Colección Andanzas. 642 páginas.

Narrativa magistral de Fernando Aramburu que llega a mis manos a través del buen consejo literario de mi amigo Teo.

Hacía tiempo que no experimentaba tanto disfrute con la propia narrativa, independientemente de su contenido, que en este caso también es muy bueno, con un trato de distancia entre víctimas y verdugos, dónde caben los sentimientos de unos y de otros. La novela está tan bien escrita que daría un poco igual de qué hablase, qué nos contase.

Fernando Aramburu nos relata las vivencias de dos familias vascas del mismo pueblo que tras el trágico acontecimiento que les afectó directamente y que cambiaría y marcaría sus vidas para siempre, sobreviven como pueden.

Corren malos tiempos en el País Vasco, la ideología político-terrorista de ETA realiza ejecuciones de aquellas personas que considera que son enemigos del país. Obligando a un posicionamiento, o estás con ellos o eres enemigo, y por tanto, te conviertes en el punto de mira de sus acciones terroristas. No basta con ser vasco, hay que “parecerlo”, hacer lo que ellos dicen, pensar lo que ellos quieren, sentir como ellos. Así, el pueblo vasco se divide, inclusive, dentro de las familias, de las amistades, de los ideales. El miedo impera, se siente, se huele, se ve. Surge la sinrazón, la incomprensión, el fanatismo. La Patria es de todos, pero algunos No lo saben.

El autor nos lleva hasta el corazón de los personajes, su soledad, tanto de unos como de otros. Nos cuenta la historia de estas dos familias relatada por cada uno de sus miembros, que en otros tiempos felices fueron más que amigos. Nos habla de sus posicionamientos, su angustia, su miedo, su victimismo. Todos se consideran víctimas, incluso los fanáticos ejecutores.

Vidas truncadas, en unos casos por la pérdida y el dolor, en otros, por la venganza y la soledad que sienten cuando ETA deja las armas. Y todos ellos con la libertad perdida, unos por no poder expresarse, otros por haber perdido el dominio, la sumisión del contrario, la banalidad del objetivo. Todos planteándose por qué luchaban.

Las víctimas piden el perdón, aunque no olviden.

Las víctimas necesitan saber, necesitan el perdón para descansar en paz.

 Al final de “Patria”, la justicia y la sensibilidad con el dolor ajeno ocupan su lugar preciso.

Para mí, esta novela es un clásico de la Literatura.

 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>