Tag : smara

“En un bosque de hoja caduca” de Gonzalo Moure Trénor.

MOURE TRÉNOR, Gonzalo: “En un bosque de hoja caduca“. Ilustraciones de Esperanza León- Grupo ANAYA, S. A., 2006. Literatura Infantil y Juvenil. 118 páginas.

Lucía Alfaro es una mujer adulta que quiere recuperar en su memoria las sensaciones vividas de la niña de 12 años que fue. Con esa edad decidió vivir el sueño de su abuela, que ya no estaba.

El título del cuento es el lugar donde trascurre la historia del cuento escrito por su abuela. El bosque de la Senda es el escenario encantado donde cualquier cosa puede ocurrir.

Lucía, niña adulta, quiere escribir la vivencia de la niña, Luchinia, en el bosque. Es un recuerdo que quiere recuperar para un/a lector/a que viva a través de su experiencia. Escribe el cuento en honor a su abuela. A ella le gustaban los bosques de hoja caduca como el de la Senda.

Recuerda y escribe todo aquello que su abuela le dijo y enseñó: “Me gusta escribir porque es hacer magia con las palabras”, “Si no sientes tristeza, no sabrás a qué sabe la alegría”. “La vida es una dura maravilla, una angustiosa delicia”. “El mundo es un bosque de caducas… almas”. “La angustia puede llevar al fin, al gozo, que la tristeza nos permite saber lo que vale la alegría”.

Hablando de los adjetivos en un escrito, dice: “Todo lo que no hace falta, sobra“. Frase que fue el epitafio en su tumba.

Las ilustraciones del cuento, de Esperanza León, son de gran belleza. Emplea una gama de grises hasta el negro y de tonos sepias, rosas hasta el granate, incluyendo el rojo. Son muy expresivas y fieles a las palabras escritas.

Tengo el placer de haber conocido al autor, Gonzalo Moure, en la entrega del galardón “Cervantes Chico” en Alcalá de Henares -ver entrada del día 8 de octubre de este año-. Las palabras que dedicó al público en el Teatro Salón Cervantes, fueron sublimes, llenas de coherencia con su obra, de respeto, sensibilidad. Es un hombre tranquilo, cercano, lleno de amabilidad y muy comprometido con las diferencias sociales, la pobreza, falta de recursos sanitarios, educativos y el hambre.

En otra ocasión os hablaré del su último trabajo: “El niño de luz de plata”. Taller de lectura de Farsía, Smara -campamentos de refugiados de Tinduf- coordinado por él. La totalidad del dinero de la venta de este libro está destinado al proyecto Bubisher de la Asociación de Escritores por el Sáhara: red de bibliotecas públicas y bibliobuses.

“Palabras de caramelo” de Gonzalo Moure Trénor.

MOURE TRÉNOR, Gonzalo: “Palabras de caramelo”. Grupo ANAYA, S. A., 2002. Literatura Infantil y Juvenil. Colección Sopa de libros (a partir de 10 años). Ilustraciones de Fernando Martín Godoy. 76 páginas.

Nos sumergimos en la historia de Gonzalo Moure de la mano de un niño sordo de 8 años que vive en Smara, un campamento de refugiados saharauis en el desierto argelino.

Kori, que así se llama el protagonista, va a una escuela especial, con otros niños que tampoco son como los demás. Les enseñan hábitos sencillos para valerse por sí mismos y a dibujar todo lo que les rodea para poderse comunicar con los demás.

A Kori le encantan los camellos, él cree que estos animales hablan porque mueven los labios constantemente, como los hombres. Él no sabe que lo que hacen es rumiar.

Se trata de un bello cuento lleno de superaciones, de simbología, amor, ternura y amistad.

Gonzalo Moure con sus palabras plasmadas en el cuento, nos conmueve. Son palabras justas, precisas, llenas de sensibilidad, en suma, son “palabras de caramelo”, dulces, esperanzadoras y llenas de amor. Nos acercan a los valores humanos más básicos y necesarios para la buena convivencia, la Paz y la Felicidad.

Nos habla del respeto a los adultos, del esmero y cuidado a los niños, que se percibe en la madre de Kori, la maestra, su tío, el poeta.

Las ilustraciones son de Fernando Martín Godoy. Nos muestran la vida, personas, animales y costumbres del campamento saharaui como si estuviéramos en él. Con su expresividad, hablan por sí mismas. Son dibujos muy cercanos a la realidad y coherentes con la historia contada.

El 18 de octubre del año en curso, Gonzalo Moure Trénor, recibirá en acto oficial el galardón del Premio Cervantes Chico en su XXI edición, por su extraordinaria calidad literaria del conjunto de su obra como escritor de Literatura Infantil y Juvenil y, por su amplia, extensa y brillante trayectoria profesional.

El Premio Cervantes Chico se convoca todos los años por el Excmo. Ayuntamiento de Alcalá de Henares con la  estrecha colaboración  de la Concejalía de Educación.

En 2016 se concedió el premio a la escritora Ana Alcolea. En su día hice la reseña del premio. Os remito a la entrada de octubre 2016.

Ambos premios, el de 2016 y 2017, han sido otorgados siendo concejal de Educación, Diana Díaz del Pozo, muy implicada en el poder de la lectura para niños y jóvenes como enriquecimiento personal y cultural.

Y volviendo al cuento “Palabras de caramelo” de Gonzalo Moure, no os dejará indiferentes, os llegará al CORAZÓN.