Tag : alfonso-xiii

“En el día de hoy” de Jesús Torbado.

TORBADO, Jesús: “En el día de hoy”. Editorial Planeta, S.A., 1976. Premio Planeta, 1976. Novela de ficción histórica, 360 páginas.

Para el autor, Jesús Torbado, esta novela es una “fábula antihistórica”, hechos que ofrece bajo algunas claves ocasionalmente humorísticas e incluso sarcásticas. Yo, más que fábula, diría “moraleja de una antihistoria”, porque siempre hay animales pero éstos son humanos.

Se trata de imaginar qué hubiera pasado si la República hubiese derrotado a los facciosos. Una idea original y atrevida. No olvidemos que a Jesús Torbado le concedieron el Premio Planeta por esta novela “En el día de hoy“, justo un año después de la muerte del general Franco.

Da comienzo con el texto siguiente: “En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército faccioso, han alcanzado las tropas republicanas sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado”

El presidente de la República. Azaña.

Madrid, 1 de abril de 1939.

La novela se desarrolla en un espacio-temporal entre Madrid, Roma, Berlín… del 1 de abril de 1939 a octubre de 1940.

El autor entrelaza personajes reales y ficticios configurando un abanico muy peculiar y necesario. Algunos de ellos soportan el peso de la historia que a través de su forma de vida y su vivencia nos muestran la de otros españoles y españolas inmersos en la época y las circunstancias.

Entre los personajes nos encontramos a Ernest Heminway, reportero norteamericano que está escribiendo una novela “Madrid era una fiesta“. Aniceto Ortuño, anticuario a cargo de una tienda de antigüedades donde guarda los tesoros de los jesuitas, obras de arte, sobre todo cuadros de primeras figuras, hasta que puedan volver a España. Alejo Rubio, fotógrafo muy considerado. Simplicia, Sim para todos, hermana de Alejo, que durante la guerra civil perdió a su hijo y de alguna manera a su marido. Con una madre hostil. Dino Salvatori, bajo las órdenes de Roma prestando ayuda al bando nacional, al ex-general Franco y los suyos. Hará una campaña contra el gobierno de la República española con la “Operación Atolladero”. Asumirá el nombre de Cesare Fabiani cuando se hace pasar por periodista cercano a los republicanos. Y por último, un tercer y falso nombre, Enrique Neves, con pasaporte argentino, comenzando su carrera de espía en contra de los nazis y a favor de nadie. Dª Rosa, la dueña del café de tertulias “La Colmena“.

A estos personaje se unirán Dolores Ibárruri, La Pasionaria, Indalecio Prieto, Besterio, Franco, su cuñado Serrano Suñer, su hermano Nicolás, su amigo Carrero Blanco, Dávila, Alfonso XIII entre otros.

Quiero transcribir dos párrafos, en primer lugar y en boca de la madre de Alejo y Sim: “El gobierno ni más ni menos que son unos señorones que todo se lo echan p’al saco”, en segundo lugar, lo dicho por un campesino de esta antihistoria: “¿De qué materia estaban hechos todos los poderosos, vencidos, vencedores, que justificara la ruina, el llanto, el dolor irredimible de los otros? Ganar ¿qué?, diga. Aquí nunca se gana nada, mire usted. Y ellos lo ganan todo. Siempre es lo mismo”.

“En el día de hoy” es una novela atrevida, trasgresora, original y muy amena. Os la recomiendo.

Jesús Torbado nació en León en 1943 y ha fallecido en Madrid el 22 de agosto de este año, 2018.

“Las hijas del Capitán” de María Dueñas.

DUEÑAS, María: Las hijas del Capitán. Editorial Planeta, S.A., 2018. Novela costumbrista, 620 páginas.

“Tres hermanas, dos mundos, una ciudad”.

La novela de María Dueñas es un canto a la inmigración de principios de siglo XX al otro lado del “charco”, allí, en las Américas, en Nueva York, en el ambiente de la calle catorce y sus alrededores.

La familia Arenas siempre estuvo separada por la distancia geográfica del padre, hasta que quiso echar raíces y montó un negocio, un restaurante, “El Capitán”. De esta forma, y no de otra, “arrancó” a su mujer y tres hijas de su Málaga natal, muy a pesar de ellas. Pero el sueño del padre pronto se truncó.

Madre e hijas, desubicadas, dolidas, dañadas, arrastrando su primera pérdida, tuvieron que reinventarse, alzarse, sobrevivir en un mundo ajeno a ellas, donde llegaron a conocer, sentir y vivir sentimientos y valores contrapuestos, desde la malicia y maldad a la mayor solidaridad, amor, cariño y respeto.

La matriarca de la familia Arenas, Remedios, vivió con angustia y dolor la transformación de sus tres hijas -Victoria, Mona y Luz-, pasaron de ser jóvenes provincianas, temerosas y con rebeldía sumisa, a mujeres cosmopolitas, valientes, rebeldes con causa que aprendieron a luchar por aquello que querían.

María Dueñas construye su novela a través de unos personajes variopintos -desde Alfonso de Borbón, el primogénito de Alfonso XIII, tío de Juan Carlos I, a pillos que viven del juego ilegal-, todos ellos potentes, de gran fuerza; algunos, sobreviven a vidas rotas de lucha sin fin. Unos y otros formarán una gran familia, la familia de los inmigrantes españoles en un nuevo mundo que les es hostil. Entre ellos surgirán fuertes lazos sentimentales, solidarios, donde el bienestar de uno es el de todos.

Me ha llamado mucho la atención, la fuerte personalidad de Sor Lito y Milagros, la vecina. Dos mujeres de vidas rotas que se reinventaron de nuevo, viviendo por y para los demás.

Las hermanas Arenas, “Las hijas del Capitán”, te enamoran conforme avanza la historia. Las ves crecer por dentro, siempre superando adversidades, siempre unidas, dispuestas a que el nuevo mundo no se las coma.

Gracias, María Dueñas, por tu novela que nos transporta a otro tiempo, a otro espacio, y sobre todo, a una temática que hoy en día está presente, la inmigración, en la que tenemos que implicarnos. Sin ir más lejos, hoy España acoge y recibe en el puerto de Valencia, el barco Aquarius con 629 migrantes que en otros países no han acogido.

Me planteo la siguiente pregunta: ¿qué hubiera sido de las vidas de las 629 personas a bordo del Aquarius sino se hubiese producido el cese del gobierno español anterior y el gobierno actual del PSOE Pedro Sánchez no hubiese tomado la decisión de acogerles?

Yo siempre digo: “La vida es como una noria, unas veces estás arriba y otras abajo”.